Dirge, el poema hecho acordes, 1973


Me odio por amarte y por la debilidad que así mostraba, sólo eras un rostro pintado viajando por la senda del suicidio. Así comienza Dirge, uno de los temas más personales y desconocidos de Bob Dylan, perteneciente al álbum Planet Waves (1974) del que no tenemos registro de una versión en directo ni otra que la que grabó, en una sola toma, el 14 de noviembre de 1973 en el Village Recorder en Santa Mónica (California) para el sello Ayslum tras su ruptura con la CBS. La canción es un lamento constante a un amor que se va marchitando, quizá aluda a su relación con Sara (si bien en algunos registros documentales se habla de Dirge for Martha, sin especificar más detalles), el matrimonio se hundía irremediablemente, o quizá hable de sí mismo, de su sinceridad vulnerada, abocado al infortunio pero con el corazón aún doliente por el amor que se resiste a morir, que palpita en sus entrañas: He pagado el precio de la soledad, pero al menos no tengo deudas, donde reside su ironía dylanesca, mientras al compás del piano va narrando, versos a verso, esta elegía envuelta por los arpegios de la guitarra de Robbie Robertson en un ambiente lúgubre y misterioso. Y sin embargo, el fraseo de Dylan es insuperable, desgarrados, tiñendo de sangre cada palabra: He oído tus cantos de libertad sobre el hombre despojado, que intepreta su locura mientras le azotan la espalda, cada giro que revela un daño, quizá exagere, quizát todo sea una defensa: Me odio por amarta, pero ya lo superaré. La canción apenas ha sido versionada por otros cantantes, sólo tengo registro sonoro de Wilma Bakker, que interpretó aceptablemente ese tema en noviembre de 2007 en Amsterdam, traduciendo la letra al holandés.

Elegía

Me odio por amarte y por la debilidad que así mostraba
Sólo eras un rostro pintado viajando por la senda del suicidio
El escenario estaba puesto, las luces se apagaron en el viejo hotel
Me odio por amarte y me alegra que haya caído el telón.

Odio esa estúpida farsa y la necesidad que revelaba
Y la piedad que me mostraste, ¿Quién lo hubiera adivinado?
Anduve por el bajo Broadway y sentí dentro de mí
El hueco donde sollozan los mártires y los ángeles juegan con el pecado.

He oído tus cantos de libertad sobre el hombre despojado
Que interpreta su locura mientras le azotan la espalda
Como un esclavo en órbita, lo golpean hasta la mansedumbre
Todo por un instante de gloria, una putrefacta vergüenza.

Algunos adoran la sociedad, yo no soy uno de ellos
En este tiempo de plástico busco una piedra preciosa
La bola de cristal no muestra nada en el muro
He pagado el precio de la soledad, pero al menos no tengo deudas.

No recuerdo nada útil que hayas hecho por mí
Salvo una palmada en la espalda cuando estaba de rodillas
Nos mirábamos a los ojos hasta que un aflojaba
No hace falta disculparse, ¿de qué serviría?

Así que canta al progreso y a la máquina del apocalipsis
La verdad desnuda es aún tabú cuando está a la vista
La diosa fortuna, que brilla sobre mí, te dirá por dónde ando,
Me odio por amarte, pero ya lo superaré.




Pincha el vinilo para escuchar Dirge
 directamente del Planet Wave.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.