Música y poemas de Dylan para una juventud que descubre al poeta solidario y comprometido

A mi hija Carlota, que hizo el viaje de Desire a The Starbugs.

Fotograma de la película Pat Garret y Billy the Kid (1973) para la que Dylan
 compuso la banda original  y en la que interpretó el papel de Alias.

Íbamos de viaje en el coche, el equipo de música reproducía el álbum Desire (1976), cuando Carlota, entonces con nueve años, animada por la música de Hurricane me preguntó de qué trataba la canción. Y así fue cómo se interesó por las circunstancias que rodearon el caso de Rubin Carter, el boxeador negro acusado injustamente de un múltiple asesinato:  Me siento asqueado de vivir en un país donde la justicia es un juego, fraseaba Dylan con vigor y arrestos mientras quemábamos kilómetros. En aquella ocasión mi hija Carlota descubrió la fuerza social de un poema convertido en canción protesta. A Hurricane le sucedieron otras canciones, con igual significado reivindicativo y alcance solidario. Con el tiempo, Dylan no ha llegado a formar parte de los cantantes preferidos de Carlota, pero ella aprecia el arte de un músico y poeta comprometido. Hace unos meses le regalé el cedé Kind sing Bob Dylan, del grupo juvenil The Starbugs y descubrió a un Dylan conjurando a los dioses para que protejan a su hijo Jakob en Forever Young, al amante nostálgico de Girl from the north country, la alegría disparatada de You ain't goin' nowhere (la mañana vino y se fue, pilla tu dinero, cómprame una flauta y un revólver que dispare), la chispa narrativa de la popular Mr. Tamborine Man (llévame a viajar en el torbellino de tu nave mágica), las esperanzas de paz eternizadas en los versos de Blowin' in the wind y el mundo en constante revisión en The times they are a-changing. Esa mirada al poeta y músico, interpretada con maestría en las voces de Jessie Hillel, Sara Whitaker, Roisin y Ben Anderson y Rebeca Jenkins avivan el interés por un artista en cuya obra siempre ha habido una entrega a la juventud.


Escucha aquí la versión de Mr. Tamborine man por The Starbugs
video

Álbumes como Under the red sky (1990, dedicado a su hija bajo el seudónimo Gabby goo goo) ofrecen un variado repertorio de canciones basadas en tonadas infantiles, el tema que da nombre al disco muestra una referencia desde el primer veso, There was little boy and little girl, que nos traslada al cuento infantil del mismo nombre y desde el que el juglar nos conduce a la ciudad de Hibbing donde transcurrió su infancia. Metáforas, parábolas, reminiscencias bíblicas en un disco pensado en la trasmisión de valores desde las composiciones 10.000 men, Handy Dandy, Cat's in the well y 2x2, esta ultima nos adentra en la historia del arca de Noé. Con anterioridad, en el álbum Slow Train Coming (1981), el juglar nos sorprendió con Man gave name to all the animals (Sterling Children’s Books ha publicado un libro ilustrado para niños basado en esta canción, con ilustraciones de Jim Arnosky). El libro incluye un cedé con la grabación original de la canción, en la que nuevamente y con intención educativa nos introduce en una nueva leyenda bíblica.  En 1991 y creada para Disney for our children, Dylan compuso This Old man, y sin olvidar el referente de Forever Young, estamos ante un músico y poeta para quien la infancia y juventud son las etapas de la vida donde se forjan los valores de solidaridad y compromiso.




Un compromiso y solidaridad, por otra parte, que Dylan ha ejercido en ocasiones en las que, si bien ha querido pasar desapercibido, su estela ha sido difícil de ocultar. Es el caso de sus visitas a hospitales para niños en Buenos Aires (1998, arriba) y Belfast, en 2004 coincidiendo con sus giras mundiales.

Escucha aquí Man gave name to all the animals
Y aquí This old man, para Disney
Viñeta del libro Forever Young, de Paul Roger.

Forever Young, (Joven para Siempre).- Es el título del primer libro para niños que Dylan realizó junto al ilustrador Paul Rogers, quien reimagina la canción y narra el crecimiento de un músico activista y su andar por la vida a través de catorce viñetas. La estética del libro rinde homenaje a la década de los años sesenta, remitiéndonos a las viejas animaciones de bajo presupuesto de la época, con un estilo gráfico que recuerda vagamente al trabajo del ilustrador y dibujante Al Hirschfeld. Las ilustraciones de Rogers aluden al universo dylaniano, en las que aparecen los músicos Woodie Guthrie, Johnny Cash, Pete Seeger, Thelonius Monk y Joan Baez; los escritores y poetas Allen Ginsberg, Jack Kerouac, William Burroughs y el activista Martin Luther King Junior. En este libro también se ven plasmados lugares como el Greenwich Village, el Club Gerde's Folk City, el Gaslight Café y Washington Square Park (símbolos geográficos de influencia dylaniana), además de claras referencias a discos y canciones de diferentes épocas como Mr. Tambourine Man, Like a Rolling Stone, Shooting Star, Positively 4th Street, Desolation Row, Maggie's Farm y otras. En palabras del mismo ilustrador el libro contiene referencias obvias y otras que pretenden esconder cierto misterio, no se mencionan o hacen evidentes, ya que eso estropearía la diversión de descubrirlo por nuestra propia cuenta.

Escucha aquí Forever Young, con The Band en The last waltz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.